Cómo limpiar y pulir el cambio trasero de tu bicicleta

Desmonta la rueda, retira la cubierta del extremo del cable y desenrosca el cable.
Cuando lo desmontes, mantén todos los componentes del cambio trasero bien organizados.
Dale a cada pieza del cambio trasero brillo con los accesorios de pulido de Dremel.
Sigue los pasos para limpiar y pulir el cambio trasero de tu bicicleta

  • Dificultad
    Duro

Introducción

Tanto si eres un ávido ciclista acostumbrado a todo tipo de climas como si sacas tu bicicleta solo para paseos de relax, no te olvides nunca de comprobar el estado de tu cambio trasero para disfrutar de la salida. El cambio trasero es el lugar donde más grasa y suciedad se acumulan. Con esta completa guía paso a paso, limpiar y pulir el cambio trasero de tu bicicleta será muy sencillo. Te guiaremos en todo momento, desde cómo aflojar el primer tornillo hasta el desmontaje, la limpieza, el pulido y el montaje de tu mecanismo. El montaje y el ajuste también forman parte del proceso. Con Dremel, tu cadena funcionará sin problemas y tus engranajes cambiarán con total rapidez.

Usted necesita
  • Soporte para bicicletas
  • Equipo de seguridad
  • Llaves combinadas
  • Llave Allen
  • Tenazas de carpintero
  • Destornillador Phillips
  • Destornillador ranurado
  • Cepillo pequeño
  • Pincel
  • Bicicleta con el cambio trasero sucio
  • Recipiente pequeño con producto desengrasante y agua
  • Recipiente pequeño con agua
  • Paño de limpieza
  • Paño seco y limpio
  • Grasa para rodamientos de bolas
  • Cubierta del extremo del cable
L: Largo, An: Ancho, Al: Alto, D: Diámetro

Vamos: paso a paso

Instrucciones en video

Paso 1 10

Desmonta la rueda y suelta el cable del cambio trasero

Desmonta la rueda, retira la cubierta del extremo del cable y desenrosca el cable.

Cambia las marchas al piñón más pequeño (o a tu marcha más alta). Abre el sistema de liberación rápida de la rueda para desmontarla. Afloja el perno que pinza el cable y corta la cubierta del extremo del cable. Para ello, puedes utilizar unas tenazas de carpintero, un cortacables o una Dremel con el accesorio Disco de corte (409); los 3 accesorios son excelentes para evitar que se parta el cable. Desenrosca el cable del mecanismo trasero. Ahora ya puedes retirar la cadena.

Paso 2 10

Desenrosca la cadena y retira el cambio trasero

Antes de desmontar el cambio trasero, desenrosca primero la cadena de la bicicleta.

Fíjate bien en cómo va enroscada la cadena en el cambio trasero antes de extraerla. Desenrosca el tornillo de la polea superior con una llave combinada para desmontar la cadena. Saca la cadena de la polea, dejando el cambio trasero libre para desmontarlo. Desenrosca el perno principal del soporte del mecanismo trasero. Desenrosca la cadena y retira el cambio trasero, mientras lo sostienes con la mano para que no se caiga.

Paso 3 10

Desmonta el cambio trasero

Cuando lo desmontes, mantén todos los componentes del cambio trasero bien organizados.

Cada cambio trasero se desmontará de manera ligeramente diferente. Desenrosca las diferentes partes del cambio trasero, empezando por las poleas. Asegúrate de utilizar las herramientas del tamaño adecuado para los tornillos y pernos del cambio trasero: necesitarás un juego de llaves Allen, un destornillador Phillips y una serie de llaves combinadas. Si guardas todas las piezas bien organizadas, no correrás el riesgo de perder nada y podrás saber dónde va cada pieza. Puedes incluso hacer una fotografía de todas las piezas desmontadas, para usarla como referencia más tarde. Esto facilitará mucho el montaje del mecanismo trasero.

Paso 4 10

Limpia y desengrasa las piezas del cambio trasero

Limpia la suciedad y la grasa de cada una de las piezas del cambio trasero.

Rasca las partes del cambio trasero con más suciedad con un destornillador de punta. Pásales un paño e introdúcelas en un pequeño recipiente lleno de producto desengrasante. Comprueba antes si debes diluir primero el desengrasante en agua. Deja los componentes en remojo entre 5 y 10 minutos y luego limpia cada uno de ellos con un cepillo pequeño. Aclara las piezas en un recipiente lleno de agua limpia y luego sécalas con un paño limpio. El cambio trasero está ahora impecable y listo para quitarle el óxido.

Paso 5 10

Quítale el óxido a las piezas del cambio trasero

Con Dremel, eliminar el óxido de los componentes del cambio trasero es fácil.

A nadie le gusta una bicicleta oxidada. Así que, cuando se hayan secado bien las piezas, saca tu kit Dremel. Sujeta la Multi-Vise Dremel a tu superficie de trabajo y fija la Multiherramienta a ella. Inserta y aprieta el cepillo de latón (535 o 537) y pasa cada pieza cuidadosamente contra el cepillo giratorio para eliminar cualquier signo de óxido. El cepillo de latón 535 es el accesorio ideal para el desoxidado general, mientras que el cepillo de latón 537 te permite entrar en ranuras pequeñas y otros puntos de difícil acceso. El número máximo de rpm para la desoxidación es de 15.000.

Paso 6 10

Cómo pulir las piezas del cambio trasero

Dale a cada pieza del cambio trasero brillo con los accesorios de pulido de Dremel.

Es el momento de lograr que las piezas del cambio trasero de tu bicicleta brillen como nuevas. Es fácil. Solo debes insertar el mandril (401) y atornillar la punta de pulir 422 o la rueda de pulir 414. En nuestra hoja informativa comparativa podrás consultar los accesorios adecuados. Coloca la rueda o la punta giratoria brevemente en contacto con el compuesto de pulido (421) y utiliza el accesorio impregnado para dar a tus piezas un pulido a fondo. No te olvides de los tornillos pequeños; también merecen un poco de brillo.

Paso 7 10

Vuelve a montar el cambio trasero en su sitio

Vuelve a montar el cambio trasero, siguiendo el orden inverso y prestando mucha atención a las ruedas de la polea.

Empieza por engrasar las ruedas de la polea con grasa para rodamientos de bolas, utilizando un pincel para llegar a todos los recovecos. A continuación, vuelve a colocar con cuidado todas las piezas en su sitio, yendo en orden inverso a como lo desmontaste (paso 3). Vuelve a colocar la rueda de la polea superior, pero deja la rueda inferior para el paso 9. Dependiendo de la antigüedad y de la marca de tu cambio trasero, las ruedas inferior (de tensión) y superior (de guía) pueden ser diferentes, así que asegúrate de mantenerlas separadas. También es importante colocarlas en la placa del plato en la dirección correcta. La rueda de la polea puede presentar una flecha guía.

Paso 8 10

Instala el cambio trasero

Vuelve a colocar el cambio trasero en su soporte, alinéalo y aprieta los tornillos.

¡Ya casi has terminado! Comprueba rápidamente que el gancho del mecanismo está recto y que presenta un buen aspecto, es decir, que no está doblado ni dañado. De lo contrario, es posible que quieras repararlo o sustituirlo primero. Ahora desliza el mecanismo trasero sobre el soporte del mecanismo, asegurándote de que quede bien alineado para que haya suficiente espacio y así encaje bien la rueda después. Atornilla el perno del soporte y luego pasa el cable por el cambio trasero. Gira el perno para fijar el cable. Engarza el cable utilizando una cubierta del extremo del cable y unas tenazas de carpintero.

Paso 9 10

Coloca la cadena y la rueda de la bicicleta en su sitio

Guía con cuidado la cadena para que quede bien instalada en su sitio y coloca la rueda.

Pasa la cadena de la bicicleta por encima y alrededor del casete, y luego pásala por la polea (guía) superior. A continuación, guía la cadena a través de la caja de la polea de potencia, y luego vuelve a colocar la polea (de tensión) inferior en su sitio. Introduce el tornillo y apriétalo. Vuelve a colocar la rueda trasera en su sitio y aprieta la manilla de liberación rápida. ¡Has llegado al último paso!

Paso 10 10

Ajusta el cambio trasero

Ajusta la cadena mientras cambias las marchas para una circulación a un ritmo suave.

El último paso consiste en ajustar el cambio trasero. Con la bicicleta en un soporte, cambia las marchas al piñón más pequeño (o a tu marcha más alta). A continuación, ajusta el cambio trasero mientras haces que la rueda dé vueltas girando su tornillo de límite superior con un destornillador Phillips. Repite este proceso para la marcha más baja (piñón más grande) girando el tornillo de límite inferior. Cuando puedas subir o bajar de marcha sin problemas y la cadena no haga ruido, habrás terminado. ¡Por último, pasa un trapo seco y limpio por el cambio trasero y ya estarás listo para salir a circular!