Cómo evitar errores al cortar las uñas de tu perro

Cómo evitar errores al cortar las uñas de tu perro con Dremel.

El cuidado básico de las uñas es vital para la salud y la felicidad de tu mascota. Ojalá no fuera tan estresante. La mayoría de los dueños de perros han temido alguna vez cortarle las uñas a su perro. Por suerte, ahora cuentas con nuestra ayuda. Tanto si tu perro es muy asustadizo como si te preocupa cortarle las uñas demasiado, esta inteligente guía te enseñará a evitar los errores más habituales. ¡Vamos, desenfunda tu Dremel! Cortarle las uñas a tu perro no supondrá ningún estrés para nadie.

1 11

Corta las uñas de tu perro con frecuencia

Unas uñas bien cortadas son básicas para la salud de tu perro. Las uñas largas pueden dificultarle la marcha y su postura, al ejercer presión sobre el lecho ungueal y la almohadilla. Unas uñas que no estén bien cortadas pueden agrietarse, curvarse e infectarse, causando dolor e incluso lesiones graves. ¿No estás seguro de cuándo ha llegado el momento de cortarle las uñas a tu perro? Escucha a tu perro caminar por una superficie dura: si puedes oír el chasquido de las uñas, es hora de sacar la lima. Los perros que no se mueven mucho por superficies duras, como los más viejos, necesitarán un corte más a menudo, ya que sus uñas no se desgastan tanto. Mantén sus uñas bien cuidadas y tu perro caminará feliz.

2 11

Utiliza una lima de uñas eléctrica para mascotas

Corta las uñas de tu perro con una amoladora de uñas eléctrica para mascotas, como la herramienta de Dremel Lima de uñas para mascotas (7020).

Con los cortauñas convencionales, se corre el riesgo de cortar las uñas del perro demasiado, llegando a la parte rosada y viva de la uña llamada “lecho”, que contiene vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas. ¡Si cortas por debajo del lecho a tu perro le haré daño! Las amoladoras de uñas eléctricas para mascotas, como la herramienta de Dremel Lima de uñas para mascotas (7020), pueden ser una alternativa segura y sin estrés, ya que te permiten limar las uñas de forma controlada. El motor silencioso no asustará a tu mascota y el protector de seguridad protege a tu perro de las partes giratorias. Incluso aunque seas un fanático del cortauñas, esta herramienta te parecerá útil para el alisado.

3 11

Elige el momento adecuado para cortar las uñas de tu perro

Es muy normal que tanto tú como tu mascota sintáis algo de inquietud ante una nueva sesión de corte de uñas. Puede que a tu perro no le guste que le corten las uñas, o que le cueste quedarse quieto. Elegir el momento oportuno para cortarle las uñas te ayudará mucho. Si tu mascota está más contenta después de un largo paseo o muy relajada después de comer, esos serán los momentos que debes aprovechar. Asegúrate también de tener preparadas algunas golosinas para perros, para recompensarle por portarse bien.

4 11

Relaja a tu mascota masajeándole la pata

Antes de cortarle las uñas, relájalo masajeando suavemente las patas y presionando ligeramente las uñas.

Algunos perros son muy sensibles y no les gusta que les toquen las patas, y mucho menos que les arreglen las uñas. Si es la primera vez que le cortas las uñas a tu perro, ten paciencia. Comienza tocándole suavemente las patas. Si tu mascota no se resiste ni se aleja, prueba a masajearle las patas y a presionar ligeramente las uñas. Repite esto durante un par de días. Dependiendo de su edad y del temperamento de tu perro, puede tardar unos días o incluso un poco más en acostumbrarse. Muéstrate alegre con él y dale golosinas; al final lo lograrás. Cuando tu mascota se acostumbre a que le toquen las patas, será el momento de sacar el afilador de uñas eléctrico para mascotas.

5 11

Preséntale la lima de uñas eléctrica para mascotas

Deja que tu mascota se familiarice con la lima de uñas eléctrica para mascotas a su ritmo. Durante unos días, deja que huela y toque la herramienta. Enciende la herramienta unas cuantas veces sin cortarle las uñas a tu perro, para que se familiarice con el zumbido y las vibraciones que produce. Vete probando hasta tocar las patas de tu mascota con la herramienta sin que reaccione de forma sobresaltada. No te olvides de ir felicitándola y dándole golosinas con cada logro.

6 11

Ten a mano un poco de polvo de talco

A pesar de que vayas con cuidado, puede que le recortes las uñas un poco más de la cuenta, por debajo del lecho. Sabrás que lo has hecho cuando tu perro se queje y la uña empiece a sangrar. No te preocupes demasiado: a todos los dueños de perros les ha pasado alguna vez. El dolor remitirá rápidamente y no causará ningún problema importante a tu mascota. Además, la hemorragia tiene fácil remedio. Basta con cubrirla con una pizca de polvo de talco y aplicar una presión moderada hasta que se detenga la hemorragia. (¿No tienes polvo de talco? La harina de maíz también funciona).

7 11

Sujeta la pata de tu perro con firmeza para cortarle las uñas

Sujeta la pata de tu perro con firmeza para cortarle las uñas

Es hora de cortar. Ponte cómodo con tu mascota, cógele una pata con tu mano no dominante y sujétala con suavidad pero con firmeza. Debes evitar que el perro mueva la pata mientras le cortas las uñas, ya que esto podría causarle lesiones no deseadas. Coloca el dedo índice en la almohadilla de un dedo y el pulgar en la parte superior. Asegúrate de que el pelo de tu perro esté bien apartado. Presiona un poco el dedo del pie hacia arriba para separarlo del resto y echar la uña hacia delante. No empieces a cortar si tu perro está quieto: es mejor retrasar la sesión de cuidado de uñas antes que correr el riesgo de hacer daño a tu mascota.

8 11

Sujeta la herramienta en un ángulo de 45 grados

Sujeta la herramienta en un ángulo de 45 grados

Si colocas la lima de uñas para mascotas en un ángulo de 45 grados, estará perfectamente colocada para seguir la forma y la curva natural de la uña. De este modo, tendrás un control absoluto en todo momento. Puedes recortar tanto o tan poco como sea necesario sin correr el riesgo de hacerle daño a tu perro. El protector de uñas atrapará el polvo de las uñas que se desprenda y mantendrá el pelo alejado de las partes giratorias. No es necesario ejercer ninguna presión adicional sobre la pata, lo que facilita al máximo el cuidado de uñas de tu perro sin estrés, tanto para ti como para tu querida mascota.

9 11

Sustituye el disco de lijar con frecuencia

Si quieres conseguir resultados suaves al cortarle las uñas a tu perro con la herramienta Dremel, sustituye el disco de lijado con frecuencia.

Unas uñas suaves y naturalmente redondeadas son la clave de la salud de las patas de tu mascota. Si quieres conseguir resultados suaves al cortarle las uñas a tu perro con la herramienta Dremel, asegúrate de sustituir el disco de lijado con frecuencia. Si los granos abrasivos del accesorio de lijado se han desgastado, no harán suficiente fricción para afilar la uña. Así que observa el estado de tu disco. Cuando se haya alisado y no quede material abrasivo, será hora de cambiarlo por otro nuevo.

10 11

Corta las uñas de tu perro gradualmente

Corta las uñas de tu perro gradualmente cuando utilices una lima de uñas eléctrica para mascotas.

El amolado crea fricción y la fricción crea calor. Por lo tanto, si utilizas la lima de uñas eléctrica para mascotas en un punto concreto durante un mucho tiempo puede provocar una sensación de ardor en la pata de tu mascota. Para evitarlo, limita el amolado a unos pocos segundos de cada vez, con breves descansos entre ellos. Mover continuamente la herramienta a lo largo de la uña también ayuda. Si vas despacio puedes controlar mejor todo el proceso. Plantéate si no es mejor una sesión de retoque de uñas semanal que una larga sesión cada quince días. Tu perro te lo agradecerá.

11 11

Descubre a qué longitud debes cortarle las uñas a tu perro

No sigas cortándole las uñas a tu perro cuando dejen de tocar el suelo.

Saber cuándo dejar de cortar las uñas puede ser difícil. Si te pasas de la raya, acabarás cortando por debajo del lecho (consejo 2) y haciendo daño a tu mascota. Como regla general, basta con amolar la punta hasta que la uña parezca relativamente recta. Y si tu perro tiene las uñas negras, aún puede ser más complicado saber hasta dónde cortar; el color oscuro dificulta la detección de la línea rosa. En ese caso, mira la parte inferior de la uña. Encuentra el punto cerca de la punta donde la uña se separa en un triángulo con dos “paredes” exteriores. Puedes recortar con seguridad hasta ahí. Consejo: puedes parar cuando las uñas ya no toquen el suelo.