Cómo evitar fallos en el afilado y el amolado

Todo lo que necesitas saber sobre el afilado y el amolado

Gracias a esta completa guía, no será necesario reinventar la rueda cuando tengas que afilar y amolar. Sea lo que sea lo que vayas a hacer, tanto si se trata de afilar tijeras de podar, alisar baldosas de mosaico o desbarbar tuberías de cobre (VER "TRANSFÓRMALO"), te ayudaremos a sortear todos los contratiempos más habituales. Todo lo que tienes que debes hacer es tener en cuenta nuestros consejos de afilado y amolado y así te asegurarás que terminas tu trabajo con total seguridad y éxito.

1 7

PROTÉGETE CON EL ACCESORIO DREMEL COMFORT GUARD

Cuando afilas objetos metálicos, es inevitable que salgan chispas y polvo. Pero otros objetos también pueden liberar pequeñas partículas de polvo o suciedad. Al acoplar el DREMEL COMFORT GUARD (A550) , que forma parte de varios kits de herramientas Dremel, te protegerás a ti mismo, a tu ropa y a tu entorno de estas partículas voladoras. Su práctico diseño garantiza que cualquier chispa u otra cosa rebote hacia atrás y hacia abajo, lejos de ti.

2 7

SUJETA DE FORMA SEGURA TU OBJETO O TU HERRAMIENTA

Lo que menos quieres cuando estás lijando o afilando es que tu objeto - o tu multiherramienta - se deslice y resbale. Apuesta por un tornillo de banco, como el DREMEL MULTI-VISE (2500). Sólo tienes que sujetar el tornillo de banco a tu banco de trabajo o mesa, introducir el objeto o la herramienta en sus mordazas y apretar bien. El Dremel Multi-Vise te permite girar el objeto sujetado 360°, para que puedas encontrar el ángulo perfecto para amolar o afilar. O puede que te resulte más fácil sujetar tu multiherramienta Dremel al tornillo de banco y mover el objeto contra el accesorio de amolado. Prueba y descubre qué te va mejor.

3 7

ELIGE EL ACCESORIO ADECUADO PARA EL TRABAJO EN CUESTIÓN

Para los proyectos de precisión, querrás utilizar la herramienta adecuada para el trabajo. Si desbarbas una tubería con la piedra de amolar incorrecta, por ejemplo, correrás el riesgo de crear más rebabas y acabar frustrado por el trabajo extra que esto supone. Cada una de las piedras de amolar de Dremel tiene su propia forma, tamaño y finalidad. Nuestra FICHA COMPARATIVA te ayudará a encontrar la más adecuada. La PUNTA DE AMOLAR DE ÓXIDO DE ALUMNIO (953) es ideal para superficies redondas o curvas, como tubos y tuberías, tanto en el interior como en el exterior. Su hermano cilíndrico, la PUNTA DE AMOLAR DE ÓXIDO DE ALUMNIO (932), es perfecta para superficies planas y ranuradas, como los ejes.

4 7

UTILIZA MOVIMIENTOS LENTOS Y CONTROLADOS

Otra razón por la que tu proyecto de afilado puede no resultar del todo como habías planeado es la impaciencia. Cuando se tiene prisa, es fácil trabajar demasiado rápido o presionar demasiado el objeto. ¿La consecuencia? Es posible que elimines demasiado material en algunas partes, haciendo que las superficies queden desiguales o que los bordes se vuelvan irregulares. La solución es sencilla: lo único que hay que hacer es tomárselo con calma. Utilizando movimientos controlados, es más probable que logres resultados uniformes, nivelados y suaves. Tampoco es necesario ejercer mucha presión sobre tu Dremel. Se trata de dejar que la herramienta haga el trabajo por ti.

5 7

MANTÉN LA MANO FIRME

Los movimientos de afilado a mano alzada requieren una mano firme y una gran concentración, o acabarás obteniendo resultados desiguales o irregulares. Para crear ángulos exactos de 45° o 90°, te presentamos una práctica ayuda. El accesorio de plataforma moldeadora de Dremel (576) es una herramienta de afilado que te ayudará a conseguir unos bordes perfectamente uniformes, por ejemplo, a la hora de cortar azulejos a medida. Asegúrate de utilizar un tornillo de banco (consulta el consejo 2) para fijar bien el objeto en su sitio y lograr resultados de afilado realmente precisos.

6 7

LIMPIA PERIÓDICAMENTE TUS ACCESORIOS DE AFILADO

Si pusieras una piedra de amolar Dremel bajo un microscopio, verías un montón de pequeñas aberturas. Es en estas aberturas donde se acumula el polvo, el óxido, la suciedad y otros restos. Pero no te preocupes, no es necesario tirar a la basura tus accesorios de amolado obstruidos. Basta con pasar la piedra de amolar contra una piedra reacondicionadora sujeta en tu tornillo de banco. Este sólido bloque de duro abrasivo limpiará y redefinirá tu accesorio, devolviéndole su forma y preparándolo para la siguiente ronda de lijado o afilado.

7 7

PRUEBA SEGURA DE AFILADO

Después de afilar, querrás saber si tu objeto afilado ha quedado bien. Hay varias formas seguras de comprobarlo. ¡Probarlo en tu dedo y cortarte no es una de ellas! La “prueba de corte de papel” es muy fácil para hacerla en casa. Basta con sujetar el borde afilado horizontalmente en un tornillo de banco. Sujeta una hoja de papel tensa por encima del objeto y pásala ligeramente por el borde afilado, moviendo el papel hacia ti y hacia abajo. Una cuchilla afilada debería deslizarse de manera limpia sin engancharse en el papel. Si se engancha o se rompe el papel, la cuchilla deberá afilarse más.