Tus tijeras de podar, afiladas como el primer día

Desmonta y limpia las tijeras de jardín
Afila las hojas de corte de las tijeras de jardín
Si tus tijeras de jardinería están afiladas no solo será algo bueno para tus plantas, también para tus músculos

  • Dificultad 
    Medio

Introducción 

Nos pasa a todos. Cuando llega la primavera, sacamos las tijeras de podar y nos las encontramos oxidadas y desafiladas. Utilizarlas en este estado de abandono dañaría las ramas de tus plantas, haciéndolas más susceptibles a las plagas y enfermedades. Por suerte, volver a dejarlas brillantes y como nuevas es fácil con Dremel. Este manual de afilado, claro y conciso, te mostrará todos los pasos necesarios para que preparar tus cansadas tijeras para la acción. ¡Cada paso que des te acercará a un seto feliz! Otra ventaja más: si tus tijeras de jardín están bien cuidadas tus músculos también te lo agradecerán. Ha llegado la hora de afilarlas.

Necesitas 
  • Llave de tuercas combinada o ajustable
  • Cepillo de acero
  • Guantes de seguridad
  • Máscara antipolvo
  • Gafas de seguridad
  • Protección de los oídos
  • Cepillo para grasa
  • Tijeras para setos con hojas rectas
  • Paño de limpieza en seco
  • Grasa (de cobre)
L: largo, B: ancho, H: alto, D: diámetro 

Tutorial de vídeo 

Paso  1 6

Desmonta y limpia las tijeras de jardín

Desmonta y limpia las tijeras de jardín

Comienza tu proyecto de afilado inspeccionando las tijeras para setos. ¿Están oxidadas o rotas y no pueden repararse? Será mejor que compres unas nuevas.

Desmonta las tijeras. Para ello, desenrosca la tuerca pivotante con una llave combinada o una llave ajustable y retira el tornillo pivotante. Coloca el tornillo, la tuerca y la arandela en un lugar seguro para cuando vuelvas a montar las tijeras. A continuación, frota la parte que presente más suciedad y el óxido de las hojas de corte con un cepillo de acero. Límpialas con un paño de limpieza en seco para eliminar cualquier resto de suciedad. ¡Muy bien, ya tienen otro aspecto!

Paso  2 6

Sujeta tu Dremel en el Multi-Vise

Sujeta tu multi-herramienta Dremel en la Multi-Vise

Fija la Dremel Multi-Vise (2500) a tu banco de trabajo o a tu mesa. Introduce el accesorio de anillo metálico, que forma parte del kit Multi-Vise, en la mordaza y apriételo. Desenrosca la tapa de la punta de la Dremel e inserta la multiherramienta en el anillo. Ahora ya puedes fijar la herramienta enroscando de nuevo la tapa de la punta o utilizando el anillo azul (roscado). Coloca la herramienta en posición horizontal, de esta forma podrás mover las tijeras de jardín por su parte superior para afilarlas. Introduce la Punta de amolar de óxido de aluminio (8193) en el eje y apriétala.

Paso  3 6

Afila las hojas de corte

Afila las hojas de corte de las tijeras de jardín

Como siempre que usamos herramientas giratorias, es muy importante protegerse cuando se afila o se amola. Por lo tanto, utiliza una máscara antipolvo y protégete los ojos con gafas de seguridad, los oídos con protectores auditivos y las manos con guantes.

Trata de averiguar el bisel original de fábrica de tu hoja: este será el ángulo que deberás seguir con la piedra de afilar. Ahora enciende tu Dremel. Afila primero la punta y luego la hoja con un movimiento largo y controlado desde la punta hasta la bisagra. Pasa la cuchilla a lo largo de la piedra de afilar unas cuantas veces con cuidado de no dañar la punta. Repite la operación con la otra hoja.

Paso  4 6

Desbarba los bordes

Desbarba los bordes de las tijeras de jardín para obtener un resultado suave

Cada vez que cortes o afiles el metal, quedarán unos bordes irregulares llamados "rebabas". Al desbarbar estos bordes, se creará un resultado final más suave y seguro. ¿Te parece complicado? No te preocupes, no tardarás mas de unos segundos. Una forma sencilla de desbarbar el metal es utilizar la multiherramienta Dremel y un accesorio de pulido o lijado, como la Rueda lijadora de abanico de 9,5 mm (502); basta con dar unas cuantas largas pasadas a lo largo del disco. Una almohadilla abrasiva también hará maravillas. Basta con pasar el borde afilado ligeramente por la superficie abrasiva y ya estará listo para el siguiente paso.

Paso  5 6

Engrasa el punto pivotante y vuelve a montar las tijeras

Engrasa el punto pivotante y vuelve a montar las tijeras afiladas

Es el momento de volver a montar las tijeras de jardín afiladas. Pero antes, engrasa los orificios del tornillo pivotante utilizando, por ejemplo, grasa de cobre. Sumerge un cepillo en la grasa y cepilla abundantemente tanto el orificio del tornillo cuadrado como el redondo. Esto garantizará un corte suave cuando vuelvas a montar las tijeras.

Ahora vuelva a montar las tijeras dejando caer la cabeza del perno en la hoja con el orificio redondo, dándole la vuelta y colocando la hoja opuesta encima. Aprieta la tuerca con la llave combinada o ajustable. Limpia el exceso de grasa con el paño de limpieza en seco.

Paso  6 6

Pon a punto las tijeras de jardín

Prueba tus tijeras de jardín afiladas

Ajusta el perno pivotante a la perfección. Te contamos cómo hacerlo:

• Apriete bien la tuerca. Si está demasiado floja, las tijeras se separarán ligeramente al cortar, haciendo que las ramitas se desgarren en lugar de cortarse. Si están demasiado apretadas, tendrás que hacer demasiada fuerza para separar las cuchillas. El objetivo es cortar con suavidad, sin necesidad de ejercer mucha fuerza.

• Comprueba si la punta se cierra por completo. Si no es así, rectifica el metal por encima del punto de pivote utilizando una Punta de amolar de óxido de aluminio (8193).

• Comprueba si tus tijeras están bien afiladas con la “prueba de corte de papel”; incluso los profesionales utilizan este método, así que será una prueba infalible.